Aunque Ud. no lo crea


Algunos de ustedes ya deben estar familiarizados con Twitter. Esta aplicación en Internet está causando furor entre los adultos, especialmente aquellos, como yo, que estamos en transición análoga-digital. Su lógica es muy simple. Desde una computadora o un teléfono móvil usted emite un mensaje de 140 caracteres – muy parecido a los SMS del celular- y enseguida éste le llega a muchos, pero además la conversación puede ser seguida por un gentío.

Funciona como una especie de plaza en la que se reúnen unos cuantos y que asumo- en mi ignorancia- que ha calado tanto porque, entre otras cosas, a casi todos nos encanta un chisme y más si es en tiempo real. (Puristas no se ofendan). Como esta no es una clase porque no soy experta en la materia, les pido que ocupen un tiempito y averigüen de qué trata. Yo paso a lo que vine.

Alberto Federico Ravell- el ex director forzado de Globovisión- se apasionó con el Twitter y acostumbró a sus seguidores a “tuitear” a cada rato. Yo gozaba imaginándolo con los Reyes de España, en un evento internacional, enterándome de unos cuantos datos que en general eran muy precisos o leyendo sus opiniones.

Que sepa desde el domingo pasado a raíz de unas declaraciones de Pablo Medina, publicadas en el semanario La Razón, arreciaron los rumores en Internet sobre una venta de las acciones de Globovisión. Ravell sólo afirmaba en sus mensajes “Mientras yo sea director de Globovisión la línea no cambiará”. Así la comunidad “entuitiada” en este hecho con carácter noticioso aportaba comentarios, hacia preguntas y al igual que los rumores en el mundo real, crecía una gran bola en Internet.

El día de su salida la red ardía. Hubo hasta peleas virtuales. Periodistas de Globovisión que usan Twitter a título personal aflojaron datos, otros se molestaron y emitieron opiniones al calor de las circunstancias y eso era un pandemoniun. Mientras esto ocurría se produjo un vacío de poder virtual, es decir, Ravell “desapareció”.

Aunque usted no lo crea todo este “detrás de cámara” no fue reflejado por los medios tradicionales, el miércoles en el programa Buenas Noches hablaron del tema que era desconocido por muchos, sin hacer la debida transición.

Al escribir esta columna nuevamente circulan mensajes por Twitter, algunos de seguro son rumores y otros datos ciertos. A la luz de lo aquí narrado intentó reflexionar lo siguiente:

1.- La personalidad de un periodista en la red es una extensión de su imagen en el mundo real.

2.- No puedo presumir que el mundo en el que yo ando es el que andan todos los usuarios de los medios (obvio).

3.- Quienes defendemos la libertad de expresión no podemos darnos el lujo de producir vacíos de información ni hacernos eco de rumores.

4.- Hay mucho por discutir sobre el alcance y uso de las herramientas de difusión virtuales por parte de periodistas y medios.

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s