Politikom: La conspiración


19 de septiembre de 2009 el presidente Chávez anunció la emergencia en el sector salud. En una intervención pública aseguró que habían contabilizado dos mil módulos abandonados y que eso era un descuido de todos. Fue un informe de Fidel Castro el que le alertó sobre lo que ocurría. Igual, aseguran, pasó con los banqueros ahora prófugos.

Hay quienes aseguran que la incorporación del Presidente al espacio virtual ( con su cuenta de Twitter y su blog) han significado un baño de realidad, ya que muchos de los mensajes que le envían dan cuenta de una serie de carencias que debían estar subsanadas y otros son denuncias sobre “rarezas”.

Muchas veces una espiral del silencio cubre la gestión de algunos funcionarios y cuando explota la irregularidad, como la de la comida podrida hallada en contenedores en Puerto Cabello, se apela a “control de daños” para convertir lo que evidentemente es un hecho condenable, y en donde debe haber más de uno metido, en una nueva acción del “terrorismo mediático” o alguna conspiración, con lo cual no mejora nada el enfermo.

Comparto con ustedes una anécdota que a mi juicio es ilustrativa. Un lector vino a la redacción y me contó en tono desesperado que lo tenían contra la espada y la pared porque se negaba a pagarle una comisión al director de un centro de salud, dependiente del Ivss, ubicado en los predios de Catia.

Me explicó que junto a otros compañeros del 23 de Enero conformaron una cooperativa que, con apoyo del Estado, habían tenido lo principal para arrancar, pero que habían perdido mucha mercancía porque el funcionario para darle el contrato de adquisición quería que le pagara 20% del monto de la venta. El afectado me dijo que había denunciado la situación en la instancia correspondiente y que no obtuvo respuesta positiva. Lo más que logró fue que le dijeran que dejara eso así, que se bajara de la mula porque estaba pasando hambre y que él solo no iba a cambiar el sistema.

Una se cansa de escuchar gente en situaciones similares. Algunos se atreven a hablar y otros se quedan callados, porque notan que el que denuncia es execrado y el guisador (a), rodeado de sus cómplices, va avanzando a paso de vencedores.

Aún hay quienes aseguran que estos casos son producto de una conspiración y advierten que quienes los dan a conocer quieren dañar la Revolución. Algunas veces, al parecer, el Presidente se come el cuento y lejos de que se rectifique, lanzan cruzadas a favor de quienes deberían rendir cuentas por pifias, guisos y otras irregularidades que son la verdadera conspiración.

Publicado en Últimas Noticias, el domingo 7 de junio

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s