Los hijos de la sociedad


“Los estudiantes son los hijos de la sociedad”. Esta afirmación me la hizo el politólogo John Magdaleno cuando, a finales de año, lo entrevistaba sobre los escenarios para 2011. En aquel momento conversamos sobre las estrategias de desobediencia civil no violenta, inscritas en los métodos de lucha de Mahatma Gandhi, Martin Luther King y Nelson Mandela, que se podían instrumentar frente a la anunciada radicalización del proceso, hecha por el presidente Chávez, y que afloraron como propuesta de grupos opositores.
Justo ahora el país presencia una de las acciones más dramáticas de este tipo de lucha: una huelga de hambre. Esta vez hay dos movimientos similares, pero con distintos protagonistas. Uno masivo, encabezado por jóvenes, y otro que llevan a cabo extrabajadores de Pdvsa.
La iniciativa de los 13 muchachos que llevan ya 21 días en este ayuno en las afueras de la sede de la OEA en nuestro país, y a la cual contabilizan 64 personas en 10 estados más, empieza a llamar la atención internacional. Y ese es uno de los objetivos de este tipo de protesta.
Sin embargo, cuatro exintegrantes de la petrolera que llevan 32 días sin probar alimentos que están en la entrada de la sede administrativa de la Asamblea Nacional, en pleno centro de Caracas, no hacen mucho ruido.
En el campo de la oposición hay quienes están a favor de la acción de los estudiantes y otros que no.
Los que la apoyan lo ven como una efectiva forma de presionar al Gobierno y de ponerlo en evidencia en el plano externo, ya que existe el precedente de Franklin Brito; y quienes la cuestionan resumen su rechazo en que los jóvenes que no responden, al menos públicamente, a la linea de los partidos agrupados en la Mesa de Unidad Democrática, están jugando posición adelantada.
El Gobierno tardó un poco en reaccionar pero, a mi juicio, al hacerlo el jueves, los atajó. Luego en la rueda de prensa del viernes en la que fungieron de voceros el canciller Nicolás Maduro y el ministro de Interior y Justicia, Tareck El Aissami, aportaron más a favor del Gobierno.
Ambos, aunque etiquetaron a los huelguistas de derechistas, evitaron las usuales descalificaciones de algunos voceros oficialistas. Agregaron que suponen que estos muchachos están siendo manipulados. Sobre la acción de los expdvsas no hay referencias oficiales y, mucho menos, debate público.
Por supuesto, para estas alturas los medios, por distintas razones, ponen el foco en los primeros.
En general, atendemos a los “hijos” porque sabemos del impacto que están causando, pero ignoramos a los “padres” que pueden morir de mengua.

En lo micro está lo grande

Sería de necios desconocer el poder de supervivencia que tiene el presidente Chávez en su conexión con mucha gente humilde y cómo esto ha impedido que se le culpe por la deficiencia de la gestión pública. También es claro que todo apunta a que el Gobierno contará en el corto plazo con recursos para el gasto social, lo que es probable que fortalezca el nexo con los sectores menos favorecidos. Pero de qué vale continuidad gubernamental, un puente sobre el Orinoco o un gran ferrocarril (por cierto retrasado) cuando el país acusa fallas que afectan la vida cotidiana, empezando por la inseguridad. Casi todas las vías del país tienen troneras; la inflación devora cualquier bolsillo; pese a los esfuerzos de Pdvsa la Estancia, Caracas luce arruinada aunque cuenta con más autoridades que cualquier otra ciudad del país y ni hablar de los museos y parques donde la orden al parecer fue acabarlos a como diera lugar.

Publicado en Úlimas Noticias el 20 de febrero de 2011

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

1 Comentario en Los hijos de la sociedad

  1. Es absurdo que la autora haga un comentario sobre su artículo, pero dado que el publicado aqui es el original publicado en Últimas Noticias, tanto en papel como web, creo necesario hacer una precisión: estimo que la huelga de hambre de los estudiantes es un tema delicado tanto para la sociedad como para los factores que hacen vida política partidista en el país. Hay un contexto internacional en el Medio Oriente que puede llegar a algunos a imaginar que una protesta como la que se lleva a cabo en Venezuela signifique la salida forzosa del Presidente Chávez, lo cual podria afectar la agenda de la oposición organizada en la Mesa de la Unidad Democrática. En pocas palabras el reto de cómo manejar esta protesta no es sólo para el gobierno, sino para la oposición partidista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s