El candidato es el mensaje


Recientemente Fernando Egaña describió someramente en el programa Aló Ciudadano las características que, a su juicio, debería tener el candidato de la oposición. Palabras más o menos, lo ve así: Debe ser del siglo XXI, estar consciente del tiempo que vivimos para hacer una campaña de confrontación, pero además le toca ser inclusivo. Decía además Egaña que la polarización no siempre es negativa, sobre todo si no se polariza en los términos del otro.
Los comentarios del exministro nos dan pie para entrar en el tema de hoy.
En general, en un proceso electoral, la población se divide en tres grupos: los que votan por ti hagas lo que hagas; los que nunca votarán por ti, hagas lo que hagas; y los que podrían votar por ti, dependiendo de lo que hagas.
El o la candidat@ decide su estrategia tomando en cuenta tales segmentos. Si está sobrado no le para ni a los que pueden oponerse. Es lo que ocurre en municipios como Chacao o Baruta (Gran Caracas), si no tiene chance entonces busca hacer un papel decoroso (aspirante no chavista en circuitos chavistas), pero si se nota que la franja del centro es más amplia, entonces se dirigen los esfuerzos para ganar ese apoyo (esto vale para algunos circuitos de Caracas). El asunto es más complejo, pero lo expongo así con la intención de entendernos.
De acuerdo con Datanálisis, aquellos que se declaran como de ninguno de los lados, ronda 43% de la población, mientras que 23,1% asegura ser opositor y 29,5% es chavista. Estos dos porcentajes son los votos duros de cada opción. (Cifras Ómnibus de diciembre de 2010).
En el estudio Barómetro de Gestión y Coyuntura Política de Gis XXI, de fecha marzo de 2011, se le pregunta a los encuestados su intención de voto: 42% dice que lo haría por Chávez, 23% por el candidato opositor, 10% afirma que no votaría y 25% se inscribe en el renglón No sabe, no contesta.
Es evidente que el Presidente arranca con la ventaja. Pero los números anteriores dan pistas que nos indican que la campaña de 2012 debe ser muy bien pensada de ambos lados. Es conocido que durante el momento más caliente de la contienda, ese sector del centro tiende a moverse a alguno de los dos polos que le persuada.
¿Cómo desarrollar un discurso inclusivo en medio de la polarización? Si el candidato aprieta espanta a los potenciales votantes, pero si no lo hace, enfurece a sus seguidores duros. Será un reto diseñar una estrategia polarizadora sin recurrir a lo común: los buenos están de su lado, los malos del otro y los indecisos son unos parias.
Parafraseando a McLuhan. En una campaña electoral, el candidato es el mensaje, pero un punto en contra de la oposición es que aún no se percibe claramente cuál es ese mensaje, mientras que del otro lado ya lo hay: Chávez.
lreyes@cadena-capriles.com
Twitter: @LuzMelyReyes

LVL

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s