La deportación express de Pérez Becerra


La deportación express del ciudadano de nacionalidad sueca y origen colombiano Joaquín Pérez Becerra, a Bogotá por petición del presidente Santos al Gobierno de Venezuela, puso en evidencia una de las disonancias que más afectan a esta “revolución”: El decir sobre el hacer

Pérez Becerra, un sobreviviente de la matanza sistemática con la que exterminaron a los miembros de la Unión Patriótica, director de Anncol, un medio informativo web de izquierda y refugiado en Suecia -país donde muchos ex insurgentes han hallado cobijo- fue presentado por los medios oficiales venezolanos como terrorista, y luego de que algunos activistas alertaran sobre esta situación se desató un gran debate para evitar que fuese entregado a Colombia. Mientras dirigentes como el diputado Oscar Figuera, del PCV, se unía a las manifestaciones de colectivos de izquierda que apoyan a Chávez pero que cuestionan esta decisión, el partido oficialista Psuv no dijo ni esta boca es mía.

Una de las hipótesis que surgió para explicar esta acción que violentó los derechos de Pérez Becerra, a quien Colombia reclama por ser supuestamente miembro de la Comisión Internacional de las Farc, fue que obedeció a las negociaciones que concluyeron en la entrega del presunto narcotraficante Walid Makled a Venezuela. También se cuestionó la actitud entreguista de Caracas a Bogotá, y por allí surgió el fantasma de las computadoras de Raúl Reyes, a cuyo contenido se alude para la formulación de cargos contra este periodista.

¿Por qué Pérez Becerra podía andar por su cuenta por la Unión Europea y apenas pisa tierra venezolana le echan el guante y sin que medie un proceso lo sacan ipso facto del país? Hasta los narcotraficantes colombianos capturados aquí reciben un mejor trato por parte de las autoridades criollas.

¿Por fin Venezuela va a calificar a las Farc y al ELN de terroristas -como lo hizo la Unión Europea- y echar por tierra una postura que ha mantenido por más de 10 años? Recordemos que fueron los atentados del 11S los que avivaron la llama contra los otrora considerados grupos insurgentes o alzados en armas aunque usaran métodos terroristas.

De forma que el Gobierno venezolano se manejó en este caso como el peor gobierno convencional, sin conciencia del rol que pretende cumplir y al que tanto se apela. Un verdadero gobierno revolucionario, con vocación internacionalista, habría velado por las garantías de Pérez Becerra, como la presunción de inocencia y el derecho a la defensa.

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s