La salud del Presidente Chávez (III)


La primera vez que escuche una hipótesis sobre la salud del Presidente y su convalecencia en La Habana me dio risa. Era el cuento de la liposucción.
Lo primero que vino a mi mente fue que era una creación de esa parte sifrina de la oposición para quien verse lindo es tan importante. Sigo creyendo que ese planteamiento es disparatado, pero, en el mundo simultáneo que se vive en los blackberries y en Internet, especialmente en Twitter, tuvo acogida. También ha habido chistes -algunos ingeniosos, otros crueles- y, por supuesto, que más de uno ha puesto en evidencia la paradoja entre el “Chávez vete ya” de algunos años atrás, al “Chávez vente ya” que pareciera ser gritado por algunos opositores.
Ojalá y los supuestos acerca del estado del mandatario fuesen todos tan risibles. Pero en la medida en que transcurren los días suben de calibre. Ya pasaron de “esa es una estrategia tipo Fidel para luego armar una apoteósica bienvenida” a presumir diagnósticos de severidad.
Pero no es sólo en Twitterzuela donde se habla de la salud del mandatario, también ocurre en los medios de comunicación. Una televisora argentina especulaba al respecto, mientras que en un canal de Miami trasmitieron una entrevista con un militar retirado que decía haber tenido acceso a un parte médico. El Nuevo Herald publica que fuentes de la inteligencia estadounidenses reportan que el estado de salud de Chávez es crítico, aunque estable. BBC Mundo hace preguntas tales como: ¿Qué ocasionó la lesión? ¿Qué tan grave es su estado de salud? ¿Por qué no se brinda información clara? ¿Cuándo podrá volver país? ¿Por qué Chávez no aparece?
De las respuestas que podrá leer en el sitio de la BBC les cito una: “Los rumores se combaten con información. Ante la ausencia de la segunda, los primeros han abundado. En una situación peculiar, hasta el momento no se conoce ningún parte médico oficial.
Los venezolanos han tenido que saber de la salud de su presidente mediante escuetos comentarios de ministros, diputados o familiares.
En la única referencia que ha hecho el presidente al respecto, aseguró: “Me han hecho biopsias, estudios, microbiología, distintos laboratorios y no hay ninguna señal maligna ahí” (12 de junio).
En resumen, soy de quienes creen que la salud de un Presidente no es un asunto privado, y menos en un país tan polarizado como Venezuela, en donde las bolas son pan de cada día.
De los venezolanos quizás quienes necesiten más respuestas son sus seguidores. Entiendo que será el propio Chávez quien desmienta los rumores, porque pese a las afirmaciones de funcionarios, allegados y las recientes apariciones de @chavezcandanga hay un descreimiento total y eso, en sí mismo, no es una buena noticia.

Nota: Publicado el domingo 26 de junio de 2011 en Últimas Noticias

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s