La liebre, la tortuga, el camarón y la carrera presidencial


De seguro recuerdan la fábula de Esopo La liebre y la tortuga.
El animal rápido siempre se burlaba de la criatura lenta. Un día, ésta le retó a una carrera y, en medio de burlas y exceso de confianza, el roedor le dio ventaja para la partida; luego la alcanzó, se puso a descansar seguro de que el reptil no llegaría primero a la meta. La tortuga nunca paró, y aunque la liebre intentó pasarla no pudo porque despertó tarde.

La carrera por la Presidencia 2012 se me parece a una competencia de 3 mil metros con obstáculos. De acuerdo con el excorredor criollo José Emilio Manjarrés, “cualquiera puede correr y entrenar para unos 3.000 m o 10.000 m, pero no todo el mundo puede hacerlo para los 3.000 m con obstáculos, ya que en esta disciplina hay una serie de técnicas y fortalezas que el corredor debe manejar para atacar y pasar los obstáculos, así como el foso lleno de agua…”.

Si lo comparamos con la contienda electoral, es fácil deducir que el atleta mejor plantado para ganar esta “steeplechase” es el presidente Hugo Chávez. Cuenta con mucho dinero, es un guerrero campañeando, una máquina levantavotos y, de acuerdo con las encuestas, aún tiene mucho respaldo.

Sin embargo, la liebre está herida, y esto ha permitido que la oposición organizada en la MUD arranque de primera en el disparo inicial.

La semana que pasó todo le salió bien a la MUD. Se apoderó de una buena porción de la agenda pública y obligó al contrincante a reaccionar. El Presidente tuvo que responder al intercambio que el pasado lunes protagonizaron los cinco precandidatos a las primarias con una batería de anuncios. Mientras tanto, los aspirantes se dieron “baños de pueblo” asistiendo al juego de la vinotinto en Táchira y a la Feria de La Chinita, cuyo anfitrión fue el gobernador y precandidato Pablo Pérez.

Aunque algunos chavistas trataron de descalificar el encuentro del lunes, lo cual es natural, en ese lado están conscientes de la situación. Cada descanso que toma el Mandatario luego de una aparición pública, debido a que tiene limitados sus movimientos; cada escenario que evita porque no puede exponer su salud, es aprovechado por sus contrincantes.

La liebre aprendió en su propio pellejo que camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s