¿Hacia dónde va Venezuela?


Es decir, no parece que este sea el momento de sentarse a hablar, aunque es el momento en que más se necesita hacerlo. #Venezuela


En un reciente viaje fuera de Venezuela conversé  con muchas personas del entorno político de países latinoamericanos, y todas sin importar su tendencia- hablé  incluso con kichneristas y correistas- expresaban su preocupación por lo que ocurre en Venezuela.  Algunos de los que conocen este país además me decían: Pobre Venezuela. Y otros, como la embajadora de Ecuador, en Estados Unidos, Nathaly Celi me expresó su deseo de que la situación en nuestra nación se resuelva de la mejor manera para todos.

Lo que percibí en esta breve salida es que en zonas del exterior hay dos situaciones conflictivas que llaman la atención. Ucrania y Venezuela. Y aunque noté  alguna desinformación, también observé que otras personas no pueden comprender como nos hemos acostumbrado a lo que ha ido pasando:

Que un país viva más de 30 días continuos de protestas, manifestaciones, movilizaciones  y violencia que arrojan el saldo de 28 asesinatos, en medio de episodios donde hay civiles armados, abuso de la fuerza pública y constantes atropellos por parte de voceros oficiales, sin que los lideres formales de oposición hayan podido siquiera frenar las llamadas guarimbas y tampoco reorientar el reclamo, llevan a analistas  como Joaquín Villalobos, ex guerrillero y político salvadoreño  y  Jorge Castañeda, ex canciller mexicano,  a coincidir en que el reto no es sencillo.

Asegura Villalobos que “la oposición ha sobrevalorado el factor externo en su lucha, sin considerar que la presión internacional hace ruido, pero no derrumba Gobiernos, a menos que se trate de una intervención militar, que es impensable en Venezuela”, mientras que Castañeda afirma. “Como por distintas razones, ningún país de América Latina le quiere entrar al toro, o bien esa desdichada nación seguirá a la deriva, u otros empezarán a actuar, por sus razones.”

La analista venezolana Carmen Beatriz Fernández sostiene que el país ha caído en un juego “perder-perder”.

A mi parecer, los ‘últimos acontecimientos apuntan la  dirección que advierte Fernández.

Por una parte los caminos del diálogo político lucen trancados. Por la otra, avanzan muy lentamente las iniciativas para empujar la economía que es uno de los problemas de fondo que tenemos.

En el contexto de esta coyuntura, se ha agudizado la polarización, ya no en términos de posición política sino incluso de no reconocer las pérdidas de vidas como un golpe a todo el país, sino que  en una perversa racionalización se han ubicado los muertos en cada polo, mientras se profundiza  el discurso de separación, odio y desencuentro.

Este solo hecho debería encender nuestras alarmas porque la experiencia vista en otros países   que han padecido conflictos internos, arroja que esta deshumanización del otro es un indicio de que la sociedad se está ajustando para la confrontación.

Frente a esta disyuntiva algunos se preguntan qué hacer.

Me atrevo a decir que agotar todos los esfuerzos por desarrollar un dialogo interno de alto nivel. Sé,  sin embargo que del lado del gobierno están convencidos de que están ganando esta batalla, mientras que del lado opositor, los liderazgos reales exigen gestos de buena fe para acceder a conversar, sin que estos sean tomados en cuenta por los voceros oficiales.

De cierto que ha habido contactos entre algunos del chavismo y otros de la oposición, pero, de acuerdo con lo que he conversado con personas de lado y lado, la desconfianza es tal, que impide un acercamiento mayor y sincero. Es decir,  no parece que este sea el momento de sentarse a hablar, aunque es el momento en que más se necesita hacerlo.

Se supone que los esfuerzos de Unasur y de países allegados a Estados Unidos podrían desencadenar en una misión que busque el dialogo entre las partes, pero una vez mas, la iniciativa tropieza con el rechazo de unos y otros.

Aunque suelo ser optimista, no tengo ninguna señal de que vaya  a mejorar la situación. En primer lugar porque si bien el gobierno puede insistir en que va ganando, el descontento de sectores de la población es real. Y hay razones para estar indignados. De forma que muy bien el gobierno  pueden derrotar el golpe que ellos mismos inventaron, pero eso será, con el perdón del refrán, pan para hoy y hambre para mañana.  Desde este polo se cometen tantos errores que alejan cada día más posibilidades de entendimiento.

Luego, veo que  el proceso de reacomodo de la oposición tiene que pasar aun por un encuentro de posiciones. Alguien escribía que guarimberos, partidos y manifestantes se necesitan. Este ajuste, en mi opinión, se va ir dando, porque aunque la oposición es un saco de gatos, ya ha desarrollado competencias para reorganizarse en medio de las diatribas internas. Sin embargo, este sector  no cuenta con recursos para enfrentar al Estado venezolano, cuyas instituciones se han parcializado a favor de la opción gubernamental.

No hay, al menos, visible, una rendija, que facilite se drene el conflicto de manera pacífica.

No obstante lo anterior, considero que los voceros oficiales tienen razón en algo. Suponga usted  que se lograra la salida de Nicolás Maduro, e incluso que esta sea por la vía constitucional o acordada ¿Cómo sería el manejo de las relaciones con esa mitad de la población que no quiere nada con la oposición? Se requeriría de un gran esfuerzo nacional para ir reconstruyendo las bases de un nuevo sistema y eso demanda no solo voluntad política – que no la hay- sino un liderazgo integrador, que aún no se ha manifestado.

Así que amigos, no sé si respondo la pregunta inicial, para donde va Venezuela, pero como diría un echador de broma: si veo a la derecha, volteo a la izquierda, y cuando miro a la izquierda me dan ganas de llorar.

A mis colegas venezolanos

La semana pasada fue distinguida con el premio Victory Awards 2014,  en la categoría  Merito periodismo político, otorgado por un jurado internacional en un evento organizado por Marketing Político en la RED.  Me honra esta distinción en la que fueron postulados al menos 40 periodistas de Latinoamérica.  La entrega del premio fue un acto muy emotivo, en el  que muchos galardonados expresaron sus mejores deseos para el país. Compartí momentos con expertos que han apoyado en la comunicación política al gobierno de Cristina Kichner y de Rafael Correa, que a la postre resultaron también ganadores de estatuillas.  Varios otros venezolanos también brillaron. El  colega Eugenio Martínez recibió mención de honor en nuestra categoría. Yo dedico este premio no solo a mi entorno familiar, sino a  los periodistas de Venezuela, que hoy hacen su mejor esfuerzo por informar en medio de lo que considero es el momento más oscuro de nuestra prensa.

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

2 Comentarios en ¿Hacia dónde va Venezuela?

  1. Profe: ¡Felicidades por el premio! Leyendo atentamente sus reflexiones, sin compartirlas del todo, pero admitiendo que cada vez son más quienes expresan poco optimismo en relación con el curso de este pico de conflictividad que vivimos en el país.
    Siendo honesta, si bien no estoy en la desesperanza, lo que veo es poca claridad en relación con temas urgentes, como el económico. Muchas declaraciones y poca acción.

    • Luz Mely Reyes // marzo 17, 2014 en 9:13 am // Responder

      Profe: Graciasssss. No hay razones para el optimismo, pero supongo que este proceso nos toca vivirlo y solucionarlo quien sabe cuando. La crisis en el campo económico podría resolverse fácilmente, a decir de los expertos, pero el problema político persiste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s