Presidente Maduro: Venezuela no está feliz


Hallar medicamentos básicos también es una tortura


 

 

Cualquier venezolana o venezolano siente en su bolsillo y en su alma que en un año sus condiciones de vida se han deteriorado a tal punto de que ni con el recurrente y ocurrente sentido del humor, podemos darnos por felices.

Que se tengan que  hacer colas de más de 24 horas para comprar un par de zapatos o una prenda de vestir, que farmacias y hasta productores de baterías ya hayan impuesto ventas racionadas, que el Gobierno a su vez limite la compra de alimentos, aunque le llame con nombre distinto, que  el alto costo de la vida  devore cualquier aumento de sueldo, que salir de noche sea casi un acto de fe, que  hallar medicinas sea un milagro, que encontrar un boleto aéreo para salir del país y regresar sea más que un milagro, que la vida cotidiana se haya convertido en una sola queja porque cada vez es más difícil hallar la paciencia, debe decirle algo a los que tienen a cargo este país.

Y en resumidas cuentas no es otra cosa que Venezuela no está feliz, estimado compatriota-presidente Maduro.

Argumentar que todo lo anterior es producto de la guerra económica,  añade más a la tristeza, porque si asumimos esa excusa como cierta, el gobierno está perdiendo esta batalla.

Si Ud. no lo sabía se lo cuento. Podría extenderme en una retahila de historias que lo confirman, pero para que no crea que es parte de una conspiración, le sugiero que ud. a quien dice hombre de diálogo hable con trabajadores de segunda línea de distintos ministerios, ellos le dirán lo que ocurre puertas adentro, hable con oficiales subalternos de las Fanb y también le contaran lo que padecen como ciudadanos comunes,  hable incluso con sus más fervientes seguidores y la mayoría de ellos les dirá que el país va de mal en peor, que algo hay que hacer para no llegar al subsuelo y que lamentablemente,  su gobierno no emite señales de que el futuro de todas y todos en esta patria será mejor.

 

POR ALLI FUMEA 

  •  Freddy Bernal no las tiene todas consigo. De buena fuente me dicen que está vetado en algunos medios públicos, que en otros casos no cubren adecuadamente sus recientes reuniones y que además como ha pisado algunos callos, más de uno pretende sabotearle la misión que le encargaron.

 

  • La Mesa de la Unidad aun no llega a un consenso sobre quién apoyar para uno de los puestos vacantes de rectores del CNE. Esta semana debe haber algún tipo de acuerdo. Mientras tanto varios se han postulado, entre ellos el ex senador Cristóbal Fernández Daló. El colega y amigo Vladimir Villegas no va pal baile. La situación es esta: Factores del chavismo dividido se debaten entre Tania Diaz y Luis Camargo, mejor conocido como Nikita, pero este no tiene buenos puntos en Miraflores. Mientras tanto la oposición no termina de acordar si apoyar por unanimidad a Luis Emilio Rondón, hijo, a un independiente ( colega por cierto) o a un político nato.

 

  • El gobernador Francisco Ameliach ya tiene sus buenos años como político, pero de vez en cuando se le vuelan los tapones y comete unos disparates que exponen a sus aliados a seguir abultando el expediente de violación de Derechos Humanos del gobierno. Su más reciente proclama llamando a denunciar a los pesuvistas cuestionadores es un bumerán.  Lo peor es que como ya han acorralado a tanta gente de oposición, ahora hacen lo mismos con sus seguidores críticos. Para aglutinar a los más extremistas quieren hacer creer que quienes disienten  son infiltrados.

 

  • La dirigencia de la oposición venezolana tiene que ver qué hace. Las recientes elecciones de la Federación de Centros en la Universidad de Los Andes fueron apenas un vistazo de cómo en lo interno están polarizados. Dos Arellano se disputaban la presidencia de la FCU, a cada cual lo apoya una de las dos alas de la MUD. Mientras tanto, el chavismo goza porque sabe que una de sus cartas más efectiva es seguir atizando la división de quienes se le oponen.
  • El ex ministro Rodriguez Torres aún no se reincorpora de las vacaciones que le dio el Presidente Maduro. Al mayor general, obligado al retiro, le ofrecieron la embajada de Brasil y hasta un puesto en la ONU. A todos dijo que no. Aunque esta semana estuvo fuera del país. Como asomó Leocenis García, a Rodriguez Torres lo tumbaron a punta de chisme. Uno de ellos son sus supuestas ambiciones políticas. Resulta que en algunos actos a los que iba para discutir sobre la política de seguridad, lo rodeaba gente muy humilde que le aplaudía. Como aquí todo es una espiadera, esos reportes, más otros, llegaron a Presidencia y asi le arrancaron la cabeza. Supuestamente él hará como Terminator. ( Volverá).

 

Acerca de politikomreal (546 Artículos)
Somos periodistas, venezolanos, apasionados por la información. Nos encuentras en @PolitikomReal y en @LuzmelyReyes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s